Carnaval de Santa Cruz Bolivia

miércoles, 25 de febrero de 2015

Video ardio una caseta en el Cambodromo

Pichones entierran el Carnaval 2015

En un ambiente carnavalero pero muy familiar, la comparsa Pichones cerró el carnavalito con un churrasco en compañía de su hermosa reina Andrea Forfori y todos los integrantes que son firmes postulantes a coronar el 2016.

Encuentro de alegría. Dejando la banda de lado y bailando al ritmo de la amplificación, los comparseros disfrutaron de una tarde llena de alegría en su fraternidad Chichapí, donde las risas y anécdotas fueron los principales ingredientes de la velada. Su desempeño en el corso y las "precas" fue el motivo para que la comparsa sea distinguida por el municipio de Cotoca.

lunes, 23 de febrero de 2015

Video 24 comparsas despidieron el Carnaval este Domingo de Carnavalito en Porongo, Santa Cruz

Los Picarones cerraron la fiesta

Son unos maestros. El duelo parecía real al momento de cavar y dejar bajo tierra al personaje que representa la fiesta grande de los cruceños.

Los 65 socios de la comparsa Picarones tuvieron el Carnavalito en su propia sede, donde acudieron junto a sus esposas e hijos. Desde mediodía hasta las diez de la noche, saborearon un churrasco y bailaron con las melodías del grupo Sabotaje.

A las cinco de la tarde de ayer, los coronadores de este año pusieron sobre hombros al muñeco (elaborado por Darko Landívar) y lo cargaron hasta su tumba. Durante todo el recorrido no dejaron de mezclar emociones: por un lado fingían llorar por la tristeza de que se les acabó la fiesta, pero por el otro no aguantaban las ganas de reír

Comparseros enterraron el carnaval en la ciudadela

Las comparsas cruceñas despidieron ayer el carnaval con el “entierro” simbólico, cerrando así una semana de festejos de las carnestolendas.

En la zona de la Pampa de la Cruz, zona de la Villa 1 de Mayo, la comparsa “Los Ilegales”, lo hicieron como manda la tradición. Los miembros de la comparsa se disfrazaron y acompañaron al “muerto” hasta un lugar alejado del barrio, donde fue “enterrado”, en medio del llanto de los dolientes.

“Hasta el año carnaval”, es el grito de guerra de las comparsas cruceñas cuando al ritmo de la banda fúnebre entierran a la fiesta grande.

domingo, 22 de febrero de 2015

¡Qué viva el Carnaval hasta el último minuto!

¡Qué carnavalazo que hemos tenido! Así resumió Darko Landívar, de los Picarones, la experiencia que han tenido como coronadores del Carnaval 2015, que tuvo mucha reinanga, Anabel Angus, presentadora de Unitel, que por el casting de Yo me llamo no pudo estar presente en la despedida de esta fiesta y el entierro del muñeco, que fue en la sede de la comparsa.

Por esa misma zona, los Pichones, aspirantes a coronadores 2016 también tuvieron un junte más tranquilo con parrilada y su reina, Andrea Forfori. "Estamos muy contentos porque hemos tenido el gran premio que otorga la ACCC y nos sentimos más comprometidos. Desde ahora para pulir nuestro proyecto carnavalero nos reuniremos dos veces por semana", comentó Javier Silva de los Pichones, Director de la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras.

Ambas comparsas compartieron con sus socios y sus familiares, que son los que le brindan el apoyo incondicional y directo. Los Picarones para pasar un buen rato compartieron un locro de gallina criolla y un churrasco. El entierro del muñeco fue media hora antes de lo previsto, pues sus amigos de EL DEBER fueron el motivo. Ellos, como buenos carnavaleros no tuvieron inconveniente alguno. Se pusieron a cavar y reconocieron a Leonardo Escalante, presidente de la comparsa.

Su chispa lo hizo ganar 10 eventos de bandos de Carnaval

Hablar de Aure Terán Bazán es referirse a una persona con profunda raigambre en las letras, el periodismo, la dirigencia política, la docencia y el amor por su tierra natal Santa Cruz de la Sierra. Este hombre nacido el 23 de agosto de 1933 en La Cañada, un antiguo lugar situado entre el ingenio San Aurelio y las vías del tren en el ingreso al Plan Tres Mil, zona sur de la ciudad, en el hogar formado por Guillermo Terán Acosta y Parmenia Bazán Coria, se crió junto con sus hermanos en la quinta Villa Pura, la que estaba ubicada en lo que hoy es la avenida Suárez Arana, casi segundo anillo.

Las primeras letras las aprendió con un maestro particular que pagaba su padre, lo que le valió entrar a segundo de primaria en la escuela Rafael Peña para ingresar al colegio Nacional Florida, de donde egresó bachiller en 1953 siendo alumno con buenas calificaciones, por lo que fue el abanderado desde el cuarto de secundaria.

En 1954 viajó a La Paz con la intención de estudiar Filosofía y Literatura en la escuela normal, pero al final regresó a su tierra natal donde se matriculó en la carrera de Derecho en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, de la que egresó en 1958 con excelentes calificaciones.

Desde entonces hasta hoy no ha dejado de ejercer su carrera, paralelamente a otras actividades públicas, privadas y políticas, pues desde joven fue militante del MNR.

En los últimos años de la secundaria fue colaborador de los periódicos estudiantiles El Chuturubí, que dirigía Pedro Rivero Mercado, y El Tarechi, bajo su mando, con los que se le prendió la mecha del periodismo satírico y cuestionador.

También fue profesor de Educación Cívica en su excolegio de 1956 a 1970 y docente de Lenguaje en la universidad estatal. Ejerció varios cargos públicos, entre ellos jefe de informaciones, en instituciones de La Paz y Santa Cruz.

Ayudó a formar el club de fútbol Universidad, del cual fue parte, al igual que el equipo del colegio Nacional Florida. Además, es miembro propietario del edificio Santa Cruz, inaugurado en 1974.

Carnavalero
El ejercicio del periodismo en varios medios radiales y escritos, entre ellos EL DEBER, le valió para escribir una media docena de libros y para hacer los controvertidos bandos carnavaleros, de los que fue ganador en 10 oportunidades por su contenido jocoso.

Gracias a su activa participación como miembro del Club de Leones y de la masonería, viajó a muchos países del mundo, donde también se nutrió para sus escritos.

En 1956 se casó con Haydée Montenegro Alba con la que procreó cinco hijos, pero él revela que tuvo otros 15 retoños extramatrimonio, a los que ha reconocido